Cómo se hace un podcast narrativo, periodístico, para jóvenes o independiente

¿Cómo se hace un podcast? Buena pregunta, con muchas respuestas. Intentar acotar el terreno taxonómico del podcast en pleno proceso de eclosión, está siendo una tarea complicada. No se pueden establecer reglas o normas para universalizar la manera de trabajar que tienen los creadores. Escucharles es siempre la mejor manera de seguir ahondando en el formato. No se trabaja igual un podcast narrativo de ficción que uno de no ficción, y hay diferencias entre la manera de hacerlo en un podcast periodístico. Las temáticas condicionan también el resultado.  Las nuevas generaciones tienen una forma diferente de abordarlo y, por lo tanto, de reivindicarlo. Para los creadores independientes, el terreno en el que juegan con su propuesta sonora, es diferente.

No es un entorno académico, pero hablar de podcast con podcasters es un ejercicio obligatorio. Las jornadas PodTalks 2022 que se autodenominan festival de podcasts y networking, han sentado de nuevo en torno a cinco mesas redondas, a creadores más o menos conocidos, con diferentes intereses temáticos, pero con una misma filosofía de trabajo: ganar dinero y disfrutar. No sé sabe todavía cuál es el orden. A los que intentamos diseccionar académicamente el fenómeno nos gusta hacer de la escucha activa un complemento a la investigación cuantitativa, por eso el Espacio de la Fundación Telefónica era el mejor lugar para conocer un poco más sobre los diferentes tipos de podcasts en una clasificación que creará en muchos disidencia.

Su Filosofía de trabajo es ganar dinero y disfrutar. No se sabe todavía cuál es el orden.

Podcasts narrativos: la fuerza de la historia

Alguno se preguntarán si hay algún podcast que no tenga la narración como parte de su estructura. correcto. Pero el podcast narrativo es aquel que cuenta historias a través de un narrador o host que nos introduce en los temas con disposiciones narrativas acertadas para cada caso y que en la forma de contarlas suele estar el éxito del mismo. Para Mar Abad, fundadora del sello El Extraordinario y al frente del podcast Crímenes el musical, la inspiración está en el folletín de finales del siglo XIX principios del XX. “No conocemos muy bien ese periodismo y lo despreciamos”, explica. La segunda temporada de la serie es un gran ejercicio documental que roza la investigación periodística histórica que debería conocerse en todas las facultades. Una opción narrativa que combina además con el género musical, con composiciones originales para la serie que reza “Asesinado, y apuñalaaaadooo…” a ritmo de combo latino. Una innovación maravillosa en toda regla incorporada al true crime que suaviza los detalles más escabrosos detrás de cada asesinato.

Para Nuria Pérez, al frente de Gabinete de Curiosidades, la clave de su proyecto es la narración circular: “Me sirve para no dispersarme, necesito estructuras cerradas porque me interesa todo, me apasiona todo”. La autora del podcast que recibía un Ondas en la edición 2022, confesaba que le lleva nueve meses crear una de sus temporadas, y es en los últimos tres meses cuando graba y edita el proyecto, “si estás al servicio de la historia, no puedes estar al servicio del reloj”, asegura para afianzarse en la idea de que el tiempo es el gran aliado de todo podcaster que se precie. Eso y el perfeccionismo. No le gusta escucharse porque siempre cambiaría algo de lo que dijo y eso no es sano para un creador.

El tiempo es ese aliado que tienen los podcasters porque les permite trabajar libremente como siempre han soñado periodistas constreñidos al número de palabras en un diario y a los segundos en la radio. El tiempo mantiene a estos productos sonoros como piezas de consumo cultural atemporal, porque aguantan modificaciones técnicas así pasen los años. La historia de Roma que cuenta Iban Martín  en Roma AEterna, a veces se presta a que el autor vuelva y modifique un capítulo para incorporar el último hallazgo histórico y su información no pierda rigor. ¿Es o no es el colmo de la perfección?

El tiempo mantiene a estos productos sonoros como piezas de consumo cultural atemporal

Detrás o delante de este tipo de podcast hay mucho trabajo de documentación, de bucear en fuentes, de experimentar con formatos, algo que asegura Isabel Cádenas, autora de De Eso no se habla, forma parte de cada proceso de creación. “Me gusta incorporar formatos de otros medios al podcast, mi fuente es la crónica hispanoamericana”, aseguraba en su mesa redonda. La experimentación desde los géneros tradicionales es una constante para estas autoras como explica Mar Abad, “respeto el reportaje o la entrevista, están muy bien, pero vamos a hacer otras narrativas”. Isabel Cadenas puede estar un año para hacer un capítulo porque sus entrevistas se basan en “generar un clima de confianza con el protagonista de la historia que permita obtener el máximo de información respetando a la persona”, explica.

En los podcasts narrativos hay pequeños equipos de profesionales que desean controlar todo el proceso, son piezas que “se trabajan a fuego lento” y por eso, “en podcast, se puede hacer otras cosas”. Nuria recuerda el poder de la voz como clave para crear comunidad, algo que se acrecentó durante la pandemia y han conseguido mantener como seña de identidad cada creador a su manera. Todos tienen su momento fan con la audiencia que les permite  obtener un feedback que les demuestra que ha merecido la pena.

Podcast periodísticos: mucho más que noticias

Los podcasts periodísticos son otras de las joyas del universo “podcastero”. Almudena Ariza, Pablo Juanarena, Luis Alcázar y Ana Fuentes son periodistas curtidos en las fauces de los medios tradicionales. Medios que se han dado cuenta que la información diaria puede tener alternativas porque cada historia tiene una voz propia como explica Alcázar, fundador de El Cañonazo Transmedia.  Valora profundamente la disponibilidad de ese tiempo para investigar, profundizar y explorar narrativas como Gal: el triángulo que revisa, ahonda y permite aflorar  con el trabajo de Antonio Rubio, periodista de raza también,  la información de una época sobre la historia de plomo de España. Desde el diario El País, Hoy en El País capitaneado por Ana Fuentes, aborda los temas de actualidad del día desde una óptica distinta, generando una interesante relación: escuchar para entender. Se les conoce como Daily, palabra que, por cierto,  no ha salido a relucir durante toda la mesa. La más repetida: historia. Las historias que no caben en una crónica televisada a Almudena Ariza y que necesita darle salida en formato audio en Plano Corto a la “gente inspiradora, virgen, sin ser escuchada nunca, gente que tiene grandes o pequeñas cosas que contar”. Ana Fuentes lo tiene claro: “No hay diferencia entre formatos, sino Periodismo bien hecho y mal hecho”. El País en tan solo dos meses de vida tiene cinco millones de escuchas, cifras que cualquier comunicador mira de reojo con envidia. Quizás sea porque como dice Pablo Juanarena, autor de Saludos cordiales, el podcast permite acrecentar tu audiencia con el tiempo, nunca muere, «es algo que nunca he experimentado en la radio».

Según el último informe de Digital News Report los españoles se inhiben de las noticias duras, quieren saber lo justo, algo que lleva percibiendo a través del big Data EL País, que sabe que acierta cada día que programa «islas de desconexión», donde se olvidan de la actualidad del día que hace daño y ponen en primer plano temas de banco con pipas.

No hay diferencia entre formatos, sino Periodismo bien hecho y mal hecho

En este ecosistema sonoro cabe todo lo que cabe en el Periodismo. Pero sin duda hay que saber hacerlo. La radio tiene su estructura, aunque la mayoría reconoce que ya no la escuchan de manera lineal. Queda patente, según Ariza, que la gente está eligiendo cómo y cuándo informarse, porque “la agenda de los medios no coincide con lo que le interesa al público y por eso el podcast va a seguir sumando audiencias”.  “Vamos hacia una época de consumir y suscribir criterio”, explica Fuentes. Periodismo, criterio, verdad, profundidad, tiempo, son algunas de las claves de este tipo de podcasts.

Podcasts especializados: la salud lo que más interesa

Entre los podcasts que más se escuchan en España están los que tienen que ver con la salud y el bienestar. La salud mental es lo que ha hecho convertirse a Entiende tu mente en uno de los podcasts que más descargas acumula. Molo Cebrián, periodista de radio y psicólogo en ciernes, cree que el éxito lo marca la genuidad de cada podcaster, “somos genuinos, hacemos el podcast que nos gusta, no el nos obligan a hacer”. Confiesa que no mira demasiado las audiencias porque en este momento de su vida la clave es pasárselo bien. A otros como a Cristina Mitre que en The Beauty Mail se nutre del patrocinio, no le queda más remedio que estar muy pendiente de los números. Todos coinciden en  que la gente busca comunicadores diferentes, gente de verdad como ellos. Esa es la llave también para Alex Fidalgo,  autor de Lo que tú digas: “No utilizo guion, no hago entrevistas, charlo con los invitados a los que dejo hablar”. La clave del éxito de todos estos podcast que ponen la salud mental ya no en el centro del debate, sino en el centro de la búsqueda de soluciones. Una sociedad cada ve más perjudicada en las emociones porque ha sucumbido a malos hábitos de vida que como Jana Fernandez y su A guide tu live well intenta subsanar.

Los formatos se diluyen en el podcast porque los autores no beben de los géneros puros tan marcados en la academia. Lo que a golpe de manual llamaríamos un reportaje para ellos no lo es, a la entrevista la denominan charla, la tertulia se convierte en conversación y la historia se eleva a la categoría de género. Quizás porque la tendencia de una nueva generación supone romper con lo categorizado, creando su propio registro de términos y adaptarlos a su realidad, nos guste o no. Resistirse es quedarse fuera del fenómeno.

Podcast intergeneracionales e independientes

Se puede ser joven, preparado para hablar a tu generación y plegarse a los estándares de las distribuidoras. Para pescar en el caladero de los jóvenes entre que sigue aumentando el consumo de podcasts según el informe de Oxford, Podimo sabe que tiene que ofrecer en su catálogo propuestas como Media cultura, Gente 2020 o Stop Gen Z. Escucharles es entender la brecha generacional de temas, lenguajes y narrativas que les separan de la generación de sus congéneres. Aficionarse a este producto a partir de una edad no es fácil, pero ellos no reivindican hablar en nombre de una generación sino de hablar como habla su generación porque si estás dispuesto a escuchar, están dispuestos a contarlo. No saben si quieren ganarse la vida con este formato, a los veinte años las cosas no están claras. Lo que sí saben es que, de momento, lo están disfrutando.

Algo parecido le pasa al podcast independiente, aquel que se hace por hobby como el que “juega al padel y se compra una pala muy cara, yo invierto en micrófonos”. Si un día no publican cuando está previsto por la costumbre de sus seguidores, no pasa nada. Lo importante es que los niños, la familia, el trabajo o uno mismo esté bien y sin presiones. No buscan la calidad del sonido, tampoco se lo piden y van y vienen por los temas según les interesa y no porque la actualidad desde los medios se lo marque.

Lo que está claro es que esta industria ha venido para quedarse. Las reglas no se proponen porque no se dispone de ellas, hay tantas como autores y formas de ver y sobre todo, escuchar la vida. Hay futuro para el podcast porque hay interés de muchas personas en compartir lo que hacemos sea un producto de masas o de nicho. Profesionalizarlo requiere condiciones, equipos e inversión. El consumo no lineal nos ha permitido el poder de elegir lo que escuchamos y desde la verdad, deseamos escuchar al amigo que se ha leído el libro, se ha visto la peli y pregunta sin guion desde el sentimiento auténtico de interesarse por el que tiene frente al micro para llegar al corazón del que escucha con curiosidad.

Agradecimiento a @sunnePod que ha hecho de su vida un podcast permanente por organizar estas jornadas donde compartir experiencias


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s