La fuerza de la radio frente al podcast es el directo en la calle

La fuerza de la radio es el directo, la calle, el contacto con la gente. Eso lo sabe Alsina. Más de uno, es el programa que dirige Carlos Alsina cada día de 6 a 12 de la mañana en Onda Cero. Para su director la calle en directo es uno de los valores añadidos de estilo de radiofonista al que muchos alumnos quieren parecerse. Bendita elección. La radio históricamente ha estado en la calle con los grandes acontecimientos, mucho antes de que llegaran las redes sociales y la digitalización que ha democratizado un pseudoperiodismo que llamamos “ciudadano”, pero que dista mucho del buen hacer del Periodismo. La radio con sus unidades móviles, con sus equipos colgados del hombro y comunicadores con abrigo y auriculares, ha tomado siempre el pulso de pueblos y ciudades con acontecimientos más o menos importantes, porque la radio era la manera de contar el aquí y ahora, lo que está pasando. Algo que el podcast nunca podrá hacer.

Preparando su entrada con los técnicos de exteriores

De unos años a esta parte la radio de las estrellas solo saca a pasear a sus comunicadores si hay un patrocinio de por medio, o en todo caso si la situación informativa lo merece por algo muy importante en concreto. Pero si hay alguien que solo necesita una pequeña percha informativa, más que un patrocinador, ese es Alsina. Este 15 de marzo de 2021, cumpliéndose un año del confinamiento,  ha salido a very escuchar cómo estaban esos mayores que tanto espacio de radio han ocupado durante la pandemia. Esos mayores por los que lloraban hijos y nietos, a ritmo de Facciamo Finta che….cada mañana, que mandaban besos y abrazos en una España confinada que solo podía sentirse cerca a través de la radio y las videollamadas de whatsapp, incorporadas con normalidad incluso por las televisiones como parte de su diario de pandemia.

Este lunes, un año después Alsina ha vuelto a hablar con los mayores en una residencia pública de la Comunidad de Madrid en Villaviciosa de Odón, con su directora, su terapeuta, el conductor del bus que cada mañana les lleva al pueblo y ha testado la realidad. La de Pilar con 82 años, recién vacunada, que llevaba más de un año sin tomarse un café en la calle principal y ha roto su encierro para agradecer el acompañamiento de esta radio de las emociones y de la información. Manolo, Juan, Enrique, Gloria, Mar la lotera, Gabi el carnicero,  Vicente un lector insaciable que no ha perdido la costumbre gracias a la labor de Felix, el librero que ha estado durante un año llevando palabras encuadernadas a domicilios de todo el pueblo. Los mayores protagonistas preservados para no enfermar por toda una comunidad.  Son historias en estado puro, son vidas marcadas por una pandemia que han podido ser escuchadas por todos los oyentes, y muchos, seguro, se han identificado con ellas.

MAr la lotera le toma la palabra a Juan quien compra lotería para que la alegría vuelva a la residencia

La radio es radio porque va al hilo de las emociones

Esa es la radio que se ha escuchado, pero lo que demuestra la fuerza es la que ni se ve  ni se escucha: son los oyentes que en Villaviciosa se han vestido y lanzado a la calle para dar las gracias a Alsina por su radio de cercanía. La radio en la calle es la radio que hace marca, crea engagement y justifica moralmente su razón de ser. Todo el mundo se empeña en decir que la radio es magia y de ahí su éxito, pero la radio es en realidad vida y de ahí su éxito. La vida de todos que nos representa e identifica, y la empatía de alguien que se mete en tu casa cada día y te mira a los ojos un día cualquiera de marzo con esa familiaridad que calma; es lo que hoy hemos visto en la calle con Alsina. Esto es lo que diferencia a la radio de todos los demás elementos de sonoridad. No hay podcast en el mundo que lo consiga, ni charla en Clubhouse, ni live de Facebook, la radio es radio porque va al hilo de las emociones.

Detrás de este despliegue hay una labor de equipo muy importante que no haría brillar al comunicador;  un equipo de producción que se trabaja el escenario previamente para que no falle nada con Maria Jesús Moreno a la cabeza y con Alicia Heras, con los técnicos de exteriores para que todo suene de maravilla, con Jorge Abad y Diego Fortea de apoyo en guion y redes sociales, con los técnicos y productores en el estudio central para que la calle de un pueblo madrileño golpeado por la pandemia, llegue a otros lugares de España donde la vida se ha medido con el mismo miedo y se afronta con encarecida esperanza. Hoy la radio ha sonreído gracias a la gente a pesar de que seguimos con el estado de alarma sobre nuestras cabezas.

¿La radio debe reinventarse? Nos preguntábamos en el Podcast Mediaoventurados de Jorge Heili recientemente (https://open.spotify.com/episode/2IfSvowL0AvO4kQ6qj8KeC?si=9KKPPTVNQWGUer7GZgtuWA&nd=1) No, la radio tiene que seguir siendo radio, calle, gente, vida, historia de personas que dan la razón de ser a la radio. Enhorabuena Carlos Alsina por querer seguir siendo radio. La radio que enseñamos en el Máster en Radio de Onda Cero en la Universidad Nebrija.

Puedes volver a escucharlo aquí:

https://cutt.ly/wzX2XrT

#vivalaradio


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s