He sentido la vocación de la radio con el covid

La radio que enseñamos en el próximo curso no es igual a la radio que enseñábamos este que despedimos ahora. La radio ha demostrado durante el coronavirus un músculo que solo era palpable para los estudiosos del medio. Pero la radio ha hecho posible tantas cosas estos meses que, no solo ha crecido en credibilidad y audiencia según reflejan todos los estudios, sino que ha recuperado el hueco que había perdido para las nuevas generaciones. Como pone de manifiesto el estudio de la investigadora Emma Rodero en El Profesional de la comunicación (2020), “la radio es el medio que mejor se adapta a las crisis”.

La digitalización a jugado a favor de la radio

No es casual que varios candidatos al Máster en radio de Onda Cero, me hayan confesado en sus entrevistas para acceder a este postgrado, que su vocación por la radio ha surgido durante este confinamiento. «He sentido mi vocación por la radio desde que empezó la crisis del coronavirus, me he refugiado en ella y quiero aprender a hacer esa radio». Es maravillosa esta confesión, es la mejor carta de amor que la radio puede recibir. La radio de las emociones llega a donde otros medios nunca lo harán. Nos apela al sistema límbico, donde anidan los sentimientos. La voz construye una relación tan especial que ha quedado confirmado que se siente afianzada ante el miedo y la necesidad de ser faro ante la desinformación.

«He sentido mi vocación por la radio desde que empezó la crisis del coronavirus, me he refugiado en ella y quiero aprender a hacer esa radio».

Las fake news ya son lo de menos; ahora hablamos de infodemia, la infoxicación ha necesitado de líderes de opinión con sensibilidad arrolladora para abrazar a los que se sentían solos o perdidos en sus casas. La radio ha tejido un cordón umbilical invisible que será indestructible si los programadores aciertan con lo que ahora necesita cada oyente.

Y lo que quiere es sentirse escuchado más que nunca porque ha vivido momentos muy duros. Necesita ser acompañado en las dudas económicas. Necesita refugio y apoyo psicológico, y necesita esparcimiento. La audiencia está harta de escuchar a políticos increparse, a cruce de argumentaciones, y a radio de declaraciones. Las ruedas de prensa interminables intentando analizar con datos científicos lo que se escapa a la razón y acaba sesgado por la ideología, pasarán a segundo plano en el interés del oyente.

Nos hemos vuelto digitales, más si cabe, y necesitamos ayuda en esa digitalización. La radio no ha sido la misma, ha levantado parrillas, ha cambiado escaletas, ha obligado a las redacciones a hacerse digitales en la organización, producción y postproducción. Los guionistas han cambiado sus enfoques y narrativas. Los productores han creado nuevas formas de trabajar. María Jesús Moreno, productora de Más de uno con Carlos Alsina a la cabeza, explica que “la situación vivida en los últimos meses con el COVID 19 ha puesto a prueba la que ha sido nuestra forma de hacer radio durante años. En días hemos sido capaces de pasar de un modelo de radio presencial a la radio en casa. Ha dado un vuelco, no sólo a las capacidades técnicas, sino a nuestra propia imaginación para producir contenidos originales y atractivos, para unir como nunca la habilidad de la radio para informar y entretener. La mezcla justa para conectar con los oyentes y cautivarlos”.

Alsina ha creado productos especiales para informar sobre la pandemia como este Podcast Cuando fuimos ciegos (haz click en la foto para escucharlo)

María Jesús, profesora de producción en el Máster de radio, está deseando compartir con los alumnos cómo los productores han tenido que cambiar su forma de trabajar. Algo que también contempla Jorge Abad, guionista de Alsina y profesor de guion en el Máster en radio. Cree que la pandemia ha cambiado la forma de hacer radio y ésta ha venido para quedarse: “Las empresas se han puesto las pilas y se dado cuenta que la gente puede hacer radio desde sus casas con un sonido muy parecido al que se hace desde la emisora. Esto implica que se pueden ahorrar mucho dinero de desplazamientos de colaboradores”. Pero esta forma de hacer radio desde casa también hay que enseñarla, son conocimientos mínimos no solo técnicos que deben controlarse y que, para las nuevas generaciones de periodistas no eran un misterio puesto que llevan trabajando mucho tiempo en la digitalización. La asignatura de Podcasting que imparte Juan Carlos Vélez, también en el equipo de Alsina, va a demostrarse una vez más imprescindible en las habilidades de los nuevos profesionales de la radio.

En cuanto a los contenidos también ha cambiado la forma de ofrecerlos. Según Jorge Abad, profesor de guion en el Máster en radio, la participación del oyente ha sido clave a la hora de elegir los contenidos: «Hemos notado un incremento brutal de la participación de los oyentes a través de las notas de voz que de alguna manera, nos iban marcando el camino a seguir. Supone un feedback muy interesante con el oyente que proponía o sugería temas de conversación, e incluso daba pie a las bromas de secciones tan importantes como las de los cómicos”.

A las diez de la mañana sabemos gracias al estudio de Fluzo en colaboración con Netquest, que la radio ha aumentado su audiencia. La España paralizada se ha mantenido fiel a la radio como revela esta mediación pasiva por audiomatching. ( Puedes leerlo aquí: https://www.panoramaaudiovisual.com/2020/06/19/confinamiento-patron-consumo-radio/) En el caso de Onda Cero, a esa hora la artillería de guion se volcaba en los cómicos que intentaban según Abad “poner una sonrisa y hablar de otra cosa que no fueran las ochocientas víctimas de cada día”

En realidad, el programa de Carlos Alsina ha cambiado su estructura durante las primeras fases del confinamiento con un arranque diferente de editorial, con una escaleta condicionada a las circunstancias, con un storytelling más presente que nunca y con mucha información tan crítica como contrastada.

Los especiales informativos han sido protagonistas. Juan Diego Guerrero es profesor del Máster en Radio de Onda Cero.

La soledad ha sido la gran aliada de las ondas porque como explica Abad “cada día cientos de personas  nos agradecían el acompañamiento porque la radio era el único vínculo con el exterior”

Este año los alumnos del Máster en Radio de Onda Cero que enseñamos en la Universidad Nebrija, van a aprender a hacer la radio de siempre como nunca la habíamos hecho y escuchado

La radio ha sido psicoanalista, y cura de muchas emociones, ha sido asidero emocional para una gran cantidad de personas, compañera más que nunca, más cerca que las familias a veces. Es maravilloso pensar que este año los alumnos del Máster en Radio de Onda Cero que enseñamos en la Universidad Nebrija, van a aprender a hacer la radio de siempre como nunca la habíamos hecho y escuchado. Porque como dice Jorge Abad, “La radio tiene que ir acompasada con la vida real, tomar conciencia de que es un instrumento muy poderoso”.

Y estamos deseando enseñarte cómo se hace esta nueva radio.

fotos: Unsplash y Ondacero.es


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s