10 cosas que nos ha enseñado el Coronavirus en Comunicación.

El covid 19 nos ha enseñado muchas cosas. Al principio todo el mundo tenía claro que íbamos a salir mejores porque los gestos en medio del miedo y del desánimo así lo apuntaban. Pero hoy estamos preocupados por las desescaladas, por saber qué hacer en la Fase 1 o en la Fase 2, por conocer dónde tomar la cerveza de grifo o el café de máquina arrebatado en este arresto domiciliario. Sin apenas días para valorarlo con perspectiva histórica, lo que parece claro es que no nos diferenciamos demasiado de los ratones de hámster que vuelven a la rueda. Por eso, te propongo no desandar el camino recorrido hasta ahora y reflexionar sobre algunas cosas que sí hemos aprendido en comunicación, por lo menos.

Estas son las 10 cosas que nos ha enseñado el Covid 19 en comunicación

  1. Las nuevas tecnologías están preparadas para mantenernos comunicados, nosotros no lo estamos. El que más y el que menos había hecho alguna videoconferencia esporádica y ahora ya somos expertos en las diferentes plataformas y aplicaciones que estaban ahí pero a las que nunca hemos hecho caso. Recuerda, para cuando se recupere la presencialidad, quedarte con la que mejor se adapta a tus intereses para relacionarte con tu audiencia o clientes.
  2. Necesitamos más formación en comunicación online. Hasta ahora un perfil medio en comunicación interpersonal era suficiente en tu vida profesional, pero ahora te has dado cuenta que tienes, que necesitas ser claro, conciso y directo para destacar ante la barrera online. Si sabes cómo hacerlo tampoco es tan difícil.
  3. Tienes que hacer brillar tu mensaje en tiempos de crisis. Nada se ha parado en comunicación, todo se ha adaptado. A veces incluso con menos recursos hemos visto como nos llegaban contenidos de gran interés para la audiencia. Elegir bien el mensaje y hacerlo llegar es prioritario.

    Laura Otón on life
    10 cosas que hemos aprendido en comunicación con el coronavirus
  4. En tiempos de crisis es fundamental verificar la información que compartes. La cantidad de información ha generado grandes dosis de desinformación que además es aprovechada por los generadores de “infoxicación”, información intoxicada. En el caos informativo siempre hay quien gana, y tú no debes participar de él. Por eso es necesario que sepas cómo confirmar si la noticia que estás compartiendo en tus RRSS es verdad o mentira, si responde a intereses ocultos. Quien comparte mentira, se convierte en un mentiroso.
  5. Rectificar una vez es de sabios, rectificar constantemente es de ser muy torpes. En comunicación se contempla el pedir perdón como estrategia, de hechos e ha puesto de moda en los últimos tiempos, pero hacerlo constantemente no te exime de la culpa y pone la lupa de la duda sobre ti. Rectificar decisiones a golpe de testarlas en la respuesta social, genera un clima de desconfianza en el comunicante al que es muy difícil recuperar la credibilidad. La audiencia perdona una vez, pero no diez.
  6. El “todo vale”, no vale. El fin, por mucho que digan, no justifica los medios y menos cuando lo que hay en el juego son personas. La comunicación política permite una auténtica formación de la opinión democrática si existe la objetividad y libertad de información. Cuando el poder político dirige esa información convirtiéndola en propaganda se vulnera el derecho fundamental del hombre a la participación. Necesitamos información política independiente que junto a la libertad de expresión son elementos para el bien común. Sin ellos no funcionaría la política y, sobre todo, la persona no alcanzaría la verdad.
  7. Tómate tu tiempo para contestar. A veces no es mejor una respuesta rápida porque el tamiz de las emociones no filtra bien lo que la razón pide. Las emociones no son buenas en comunicación si no son cercanas y sinceras, y esas dos palabras se diluyen con el escenario digital de comunicación que tenemos implantado ahora mismo. Antes de contestar un correo, un WhatsApp o un mensaje en una red social, espera, respira, piensa, abandona y vuelve a la idea. Entonces será el momento de contestar.
  8. Publicar todos los detalles no te hace mejor. Sobre todo, si esos detalles hacen daño a alguien. Hace unos días un compañero de un periódico online madrileño reconocía en un foro privado de periodistas cómo habían dejado de publicar fotos e informaciones en plena crisis, porque hacían daño en ese momento a una audiencia muerta de miedo y ávida de información a partes iguales. Se seleccionaba la vida por edad, cuadro médico o procedencia, el horror en las residencias de ancianos, los muertos agolpados en las morgues. ¿Qué primaría la verdad a modo de “sincericidio” informativo colectivo o la misericordia ante la realidad? Es verdad que elegir lo que se publica puede ser también un acto de amor en plena crisis.laura oton on life
  9. Buena gestión de tus redes sociales. Los canales que nos han golpeado en esta pandemia ponían a nuestra disposición una cantidad de información incapaz de gestionar. Los “embarraderos” de Twitter o los foros acusativos en Facebook son muy peligrosos. Para actuar correctamente en redes sociales hay que pensar si lo que escribes con muchos emoticonos, lo dirías subiéndote al escenario de tu garito preferido. Si lo dirías sin haber consumido ni una cerveza, entonces hazlo. Si solo lo dirías hasta arriba de alcohol, no lo escribas en unos pocos caracteres. No por nada, sino por ti mismo. En Redes sociales los que se adhieren al barro de una causa son lo que a una manada incontrolada de borrachos en el mundo analógico. Una pena.
  10. La fuerza de la historia. El hombre siempre ha querido escuchar y contar historias. El Storytelling lleva mucho tiempo en las narraciones comunicativas ya sean informativas o publicitarias. Se consolida que, en tiempos de crisis, la gente quiere conocer a la gente, quiere escuchar a sus homólogos de vida para identificarse con ellos. Es lo que a veces les permite seguir viviendo. Una buena narrativa en comunicación es imprescindible y hay unas reglas para hacerlo.

Seguro que si nos ponemos a hablar con pantalla o sin pantalla nos salen unos cuantos tips más. Pero estos son imprescindibles si no queremos olvidarnos de la importancia de la comunicación en tiempos de crisis, si queremos seguir haciendo mejor las cosas todos juntos.

¿Tienes alguna idea más? Deja tu comentario por aquí para compartirlo con los demás.

Fotos: Unsplash y Freakpik

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s