El Barco de Vapor es solidario. Vapor ti, vapor todos.

Los que somos de la generación de EGB seguro que nos acordamos con cariño de la colección El Barco de Vapor. Era como una fiesta: Esas portadas diferentes a los libros que veíamos en casa, en ocasiones con algún dibujo, cuando la infografía en la Literatura no era nada habitual.

Pues esa colección de SM sigue muy actualizada. Nosotros llevamos comprando estos libros desde que eran más pequeñas, y lo que es más, se ha vuelto solidaria y especial. Como cada año si compras un libro de El Barco de Vapor entre el 18 al 24 de diciembre la Fundación SM donará otro libro a Save the Children y a la Fundación Balia para los programas que tienen con menores.

Es la octava edición que se celebra y ya han conseguido donar más de 510.000 libros.

No solo con las compras y los encargos a los Reyes magos puedes ayudar, hay un par de formas más de hacerlo. Por ejemplo, entrando en la página de Facebook El Barco de Vapor y darle a me gusta. Ellos donan un libro por cada “like”. Y si además en esa página comentas con #RegálateATiMismo a quién y cómo le regalarías tu tiempo, otro libro se suma a la lista.

20171115_174658-01

Como ves, es fácil. Me estoy acordando mucho de mi tía Charo. Ella me regalaba siempre un libro por mi cumpleaños, siempre acertaba. Los compraba con mucho esfuerzo económico, pero me los entregaba gran ilusión esperando ver mi reacción cuando yo los recibía. Luego tenía que llamar para decirle si me había gustado y de qué iba la historia. Ella siempre me decía que algún día esperaba que yo escribiese un libro. Mujer de la Guerra Civil que sabía leer y escribir,  y que con los años gravitando en la cuenta atrás de la vida, aprendió en la escuela de mayores  lo que las novelas no le habían enseñado. Quizás por eso, transmitía ese cariño en cada libro que nos regalaba.

Es genial tener a un “Hada de los libros”, a un «Guía de las palabras» a nuestro lado porque seguramente podamos despertar en los más pequeños el interés por la lectura, que no siempre es fácil. Dejo para otro post las piruetas que hacemos para que nuestras hijas se interesen por los libros. Van siendo mayores y con el ritmo que llevan en el colegio la lectura por placer es imposible durante el curso, pero tampoco veo que les inciten desde el colegio a la lectura por amor, sino por obligación. Maestros, por favor #RegalateATiMismo un compromiso de guiarles por las mejores historias, esas que nunca mueren porque no sólo a alguien se le ocurrieron, sino que nos las dejó escritas para siempre.

Libros con valores, libros con un mensaje. Esto no es publicidad, esto lo comparto porque me parece una idea muy bonita para fomentar la lectura, algo muy de siempre, muy de casa.

Este año yo voy a regalar libros de esta colección, ya serán de la serie roja( van por edades) y mi compromiso con #RegalateATiMIsmo van a ser partidas interminables de juegos de mesa, prometido…con mucho pan con chocolate aunque mi pequeña piense que es «una merienda cutre». ¡Sabrás tú!, alma de cántaro.

¿Te acuerdas de  los libros de El Barco de Vapor? ¿Qué recuerdos tienes de aquella colección? ¿Quién te regaló tus primeros libros? Comparte tus recuerdos con nosotros, nos encanta leerte.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s