15 Cosas para saber que te has convertido en blogger

Lo suyo era haber titulado “15 cosas para saber que te has convertido en una blogger de éxito”. Pero como no es el caso, todavía no estoy en esa situación,  no me parecía bien ponerme a escribir del éxito que si lo conozco es de segundas, porque ahora ser una blogger de éxito es ser un Influencer, o lo que es lo mismo un líder de imagen. Las estadísticas dicen como hemos visto en otros post anteriores ,  que las mujeres que siempre teníamos a nuestra madre como referente hemos optado por los blogs para consultar. Primero consultamos con nuestra pareja, luego con la blogosfera y ya si acaso,  con la madre. Es decir que en esto de los blog hay futuro porque demandamos información de todo tipo.

Como periodista que soy yo pensaba que esto de ser blogger era una frivolidad digna de egocéntricos con necesidad de contar su vida. Tal cual. Y ya lo siento. Pido perdón. Seguramente hay mucha gente que ahora piensa eso de mí. Líbreme Dios de llevarles la contraria pero si me gustaría mostrar el otro lado que sólo las blogger ven, comparten y por lo tanto se dan cuenta que son rasgos y no patología crónica, y que además conlleva un esfuerzo que nunca antes habría imaginado. Esto de ser blogger y compaginarlo con tu trabajo es agotador. Muchas blogger dedican tanto esfuerzo a hacer sus post de moda o de DIY que merecen un respeto increíble por su trabajo. Las hay que hacen cosas muy cutres y las funciona, el mérito y mi respeto lo tienen porque este mundo es muy duro.

Eres una blogger si cumples alguno de estos puntos, si los cumples todos va ser difícil que te desenganches.

1-Hola soy blogger. Esta frase se convierte en tu tarjeta de presentación. Cuando vas a cenar con amigos de tus amigos resulta que no es que haya profesores, comerciales, periodistas, ingenieros o médicos, hay bloggers. “Yo tengo un blog foodie, me encanta la gastronomía, “La moda es mi pasión voy siempre con la bata en consulta , así que he hecho un blog”, “Soy periodista, me quedé en el paro y como me gusta escribir….” Los blogs se han convertido en alteregos de las personas, donde damos, afortunadamente, rienda suelta a las pasiones, movidos por la frustración en el trabajo, una situación personal o una necesidad vital.

2-Mis amigas las bloggers. Las amigas de toda la vida no te entienden, has dejado de hablar el mismo idioma. Tu familia no tiene muy claro qué es lo que haces. ¿con quién compartes problemas, soluciones y vivencias?  De repente, encuentras un grupo como tú que habla el mismo idioma. Y dejas de sentirte un bicho raro porque todas saben lo que es el agoritmo de Facebook, les preocupa el SEO y no paran de formarse en Hello Creatividad. Hay un nexo de unión tan fuerte que no importan las diferencias, compartes experiencias, trucos, enseñanzas, proyectos, risas por whatsapp y las quedadas son de muchas horas para poder hablar de todo. Yo tengo el mío las #chicasdelseptimo un prolífico grupo de bloggers e instagrameras que me encantan.

 

3-No sin mi kit bloguero. Es verdad que quedarse sin batería es una faena, cuando eres blogger es un drama. Por eso no puedes prescindir de un cargador portátil. Una libreta pequeña donde apuntar absolutamente todo porque no te fías de las notas del móvil que desaparecen misteriosamente después de que tu hij@ haya estado jugando con tu teléfono. Tarjetas de visita a porrón, que tienes un presupuesto que se va de madre con tanto networking. Una barra rojo pasión porque es la mejor forma de disimular las ojeras tras la nochecita toledana pegándote con la programación.

lauraotononlife

4-Empiezas a cambiar la perspectiva visual de tus fotos. Descubres el contrapicado. Como sabes que a IG le encantan las fotos de una determinada manera resulta que para conseguir la perspectiva perfecta lo mejor es subirse a una silla. Al principio como mucho subías los brazos intentando ser discreta, pero ahora ya nadie se sorprende si ve a una persona subida a la silla del restaurante intentado sacar “la foto” o con un plato recorriendo toda la sala hasta encontrar  el sitio debajo de una luz maravillosa que te quita toda las sombras. Sé de personas que solo ven ventajas en este acto porque después de hacer esta maniobra en el restaurante siempre hay alguien que se acerca a preguntarle el nombre del blog. Y eso es el networking que tanto necesitamos. Me cuentan  que hay blogger de moda que ponen el teléfono en un coche y con el temporizador se hacen la foto cruzando la calle, eso ya es la repanocha del arte. Probablemente serán de éxito. ¿Te has comprado una cámara reflex que no dominas? Ya, me suena.

sofia´s house 060 (2).JPG

5-No dejas desayuno, comida y cena sin fotografiar. Es impulsivo. Persigues a tus hijos a los que siempre les ha gustado posar y ahora te dicen que si quieres arroz Catalina. fotografías los detalles, la mano que coge en el momento adecuado la hoja adecuada con la luz adecuada.

sofia´s house 036 (2).JPG

6-Juan Palomo se convierte en tu filosofía de vida blogger. Eres el/la editor@, fotógraf@, director@ de contenidos, contable, publicista, community manager, señora de la limpieza y lo que haga falta para que tu blog funcione. Sabrás que tienes éxito cuando externalices alguna de estas funciones. No es mi caso.

7-Te conviertes en autodidacta. Llevas hechos cinco cursos o más de cómo aprender a hacer un wordpress, cómo hacer un blog, cómo hacer las mejores fotos, cómo editar las mejores fotos que has prendido a hacer en el módulo anterior, cómo hacer para controlar Google analytics….. Compras guías a tres euros, pagas cursos on line a 200 euros y siempre te dices “esto es una inversión”

DSC_0120 (2)

8-Te das de alta en todas las plataformas donde te mimen como blogger. Te sientes identificado con una comunidad y decides formar parte de ellas. Yo las que más conozco son Malasmadres y Madresfera con muchas acciones, informaciones y maneras de interactuar con las blogger a las que cuidan y miman.

9-Eres adicta a Cenasadivina. En ese afán por compartir, por conocer, por aprender Silvia ha encontrado  un gran espacio para desarrollar lo que más le gusta conectar a la gente como una auténtica anfitriona. En este artículo ya te hablé de lo que es una Experienciadivina. Nuestras #chicasdelseptimo surge de aquí.

10-No preguntas “¿cómo te llamas?” sino “¿cuál es tu blog?”. Incluso si te presentas a alguien dices Hola Soy Laura de LauraOton on Life. Eso sí siempre hay que decir vocalizando bien que yo a la mayoría no les entiendo. Lo mejor es buscar en twitter o Instagram y empezar a seguirles así  no se te olvida y siempre puedes localizarlo cuando llegues a casa.

IMG-20160522-WA0043

11-Lo primero, el movil. Te levantas por la mañana y lo primero que haces es ver tus notificaciones aunque sea por encima. Ni saludo al sol ni rosario de la aurora lo primero es coger el móvil y ver las novedades que te esperan porque en contra de lo que puedas pensar siempre hay gente peor que tú , que por la noche no duerme

12-Quiero una casa Pinterest. Y no siempre es posible. Yo no la tengo, a lo mejor que por rincones sea pinteresteable no te digo que no. De hecho hay mucha gente que hace eso, se monta rinconcitos fáciles de fotografiar para dar una imagen idílica, pero si girásemos la fotos 360º nos quedariámos loc@s

lauraotononlifepinterest

13-Querida bloggera. Recibes emails a tu correo para propuestas de colaboración o pruebas de producto. No eres blogger de éxito porque ni siquiera se ha molestado en mirar tu nombre y algunos ni de qué escribes. Hace poco me invitaron a un evento para madres lactantes. Está claro que no saben que llevo más de once años apartada de la lactancia por motivos obvios.

14-Dices cariño me voy a la cama que estoy muy cansada, pero aún le das un repaso a las redes.

lauraotonmovilcama

 

15- Los días que no puedes más con tu todo, decides que lo dejas, que vendes tu idea, que traspasas el blog, que el emprendimiento es una milonga, que vuelves a los post de la nevera, al cesto de la ropa sin planchar sin remordimiento Pinterest, que quieres seguir siendo asceta tecnológico, que vuelves a interiorizar  sin mostrarlo, que vuelves a comprar en el chino tu menaje para fiestas, que se acabó, que hasta aquí hemos llegado…..

Pero un like salta, y luego otro, y luego otro, y así hasta que se te pasa el enfado, vuelves a ver tu galería de fotos monas, los post del blog que tanto te han costado y dices…bueno voy a intentarlo una vez más, pero a la próxima se acabó. Eso, eso es ser una blogger sin éxito, pero una blogger en toda regla.

¿Tú tienes un blog?¿Te pasa lo mismo? ¿Con qué te identificas más? Seguro que me falta alguna cosa, escríbeme cual.

 

*Fotos: Laura Otón, Susana Teixeira, Clara B Martín para Cenasadivina, Pinterest

Anuncios

7 thoughts on “15 Cosas para saber que te has convertido en blogger

  1. Laura, un aplauso!!!
    Eres blogger en toda regla, y nos has sacado una sonrisa detrás de otras a muchas que andamos detrás del escenario, las luces y la cámara intentando ser “Juan Palomo”!
    Gracias por alegrarme el lunes!!

    Le gusta a 1 persona

  2. ¡Muy bueno y muy acertado! 🙂 Yo recién hice público el mío, pero llevo más de un año trabajando en el diseño y demás, además lo que se puede hacer mientras crías a un niño de 1 año y 4 meses es eso “cuando se puede”. Ahora mientras mi bebé duerme en la noche, me quedo trasnochada escribiendo, editando imágenes y repasando las redes sociales (eso estoy haciendo en estos momentos). Y sí, ahora me identifico totalmente como una mamá bloguera!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s