Yolanda Andrés, bordadora de vida

 Serie Grandes artesanos III

Cuando conocí a Yolanda lo que más me gustó fue esa definición que ella misma hacía de su trabajo “bordadora de vida”. Yolanda dice de sí misma que es una “emprendedora en el camino” que ha hecho de la artesanía del bordado una tendencia. Imagínate su historia: estudió Bellas Artes pero estuvo dedicada a la comunicación y la publicidad esos años de tu vida en los que das lo mejor de ti como mujer profesional. Trabajaba quince horas al día y si  hacía falta ocho días a la semana, aunque no los hubiera. Te suena ¿Verdad?. Se queda embarazada de su primera hija que decide venir al mundo de manera prematura. Yolanda tiene que parar, su pequeña necesita piel con piel y las horas y el mundo se detienen, y vuelven las flores y los pájaros de colores de su infancia…

Yolanda viene de un pueblo de Zamora, Cubo de Benavente, mientras su hermano mellizo aprendía marquetería, ella cosía en el cole y en casa dejaba pasar las horas bordando rodeada de sus tías y su madre. De repente con su hija en su regazo, con un tiempo que tomaba otra dimensión y que yo sé positivamente te remueve las entrañas, sus raíces afloraron. Las horas de hilo sobre algodones y arpilleras le gritaron desde dentro en forma de bordados que había dejado atrás a los 14 años.  Puntada sobre puntada, quizás el espacio en el que aquella niña fue feliz, volvía de nuevo como una tabla de salvación para esos sentimientos en los que la culpa te persigue y la preocupación no te deja dormir. Las personas creativas necesitamos dar rienda suelta a la imaginación cuando la realidad nos sobrepasa.  Yolanda es mujer de puntada firme. Empezó a subir sus trabajos a un Instagram que comenzaba su andadura y a la gente le gustó. Le gustó tanto que sus amigos le animaron a que hiciera de su tradición familiar su profesión. 

DSC_0078 (2)

Un niño te cambia la vida, pero un niño prematuro hace que te la replantees. Y eso hizo. ahora reconoce que con “corazón, emoción y paciencia” ha conseguido labrarse un camino.

DSC_0116 (2)

Empezó haciendo obras de arte que colgaban galerías madrileñas. Carolina Herrera se fijó en sus bordados que fueron elegidos para la colección de bolsos Matrioska y ahí el silencio de la bordadora se ha convertido en un imprescindible de la moda. yolanda 7.jpgComenzó dando clases en el restaurante de su marido y hoy tiene el precioso taller que ves en las fotos. Un lugar de encuentro y enseñanza para muchos, sobretodo muchas mujeres, que quieren recuperar la bonita afición de bordar. Yolanda las enseña a bordad gafas, a bordar libros, a bordar “Gracias”, a bordar letras que escriban su historia, la personal de cada una a través de muchas técnicas, hilos de colores y telas de todo tipo.

DSC_0115 (2)

Ahora Yolanda da clases también en la Escuela Superior de Diseño porque sus bordados son son tendencia de moda, los encontramos en revistas de decoración, diseño o estilo. Bordar mola y bordar como lo hace ella más.

Te dejo por aquí el vídeo de la visita a su taller

 

Yolanda está preparando su tienda online donde podrán adquirirse sus ideales creaciones en forma de cojínes, tapicerías para muebles y diferentes elementos decorativos.

DSC_0097 (2)

Cuando estuve con ella estaba pendiente de que saliera una preciosa colección en exclusiva para la tienda del Museo Thyssen de Madrid.“cuéntalo si quieres no me importa aunque igual no se cierra” si no lo acepta el Thyssen está perdiendo una oportunidad.  A pesar de todo esto que te cuento Yolanda es una mujer sencilla, muy humilde, me conquistó su fuerza su simpatía su forma de enfocar la vida que se refleja en el éxito en lo que hace y que defiende que “Cada día tiene que ser distinto” Trabaja mucho, trabaja en lo que quiere y en lo que cree y si está cansada hace como todas, se pinta los labios rouge y le pone una sonrisa a la vida.

En sus viajes por el mundo, cada vez más espaciados porque ser mami de tres no siempre es compatible, compra hilos especiales, cuentas de colores únicas y todo aquello que le puede servir a una bordadora artesana como ella.

DSC_0137.JPG

Su taller en la Calle Encomienda en Madrid muy cerca de la Plaza de Tirso de Molina, estará abierto este fin de semana, sábado y domingo,  gracias a una iniciativa muy bonita de una marca com Jack Daniel que quiere mostrar los oficios en Madrid y si queréis conocerla un poco más también hay previsto para la semana que viene un pop up en Madrid con mujeres emprendedoras estupendas.

Yo digo siempre que a mi me falta vida para poder hacer todo lo que me gusta y si tuviera siete vidas como un gato ahí estaría yo dándole a la aguja con una mujer estupenda que con algo tan sencillo como aguja e hilo ha conseguido llegar y emocionarnos. Y es que ya sabes que no hay mejor cosa que no dar puntada sin hilo.

 

#fotos Laura Otón/ Yolanda Andrés

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s