El Lego ha llegado a mi casa para quedarse.

Recordaba como me gustaba jugar con la caja de Lego que mi abuela guardaba en el armario. Eran ladrillos negros, blancos y alguno rojo o gris y poco más, pero aquello nos permitía hacer un montón de cosas en un mundo de juguetes mucho más limitado que el de ahora. Si querías una casa para las Barriguitas el lego te ofrecía al menos la posibilidad de hacer un piso de protección oficial bajo plano.

Mi nostalgia y el leer en todos lados que los juegos de ladrillos eran buenos para el desarrollo infantil, me hicieron comprar multitud de cajas con bloques de mayor a menor tamaoa según los años que iban cumpliendo. Y trece años después, cuando ya daba todo por perdido, ha explotado el furor en mi casa. Y digo trece porque a Miss S no le ha interesado nunca pero Miss V está como loca con su casa con piscina y terraza. Se la ha querido comprar nada más pasar los Reyes, con lo cual entiendo que es porque  lo ha visto en casa de alguna amiga. No estoy en contra de comprar juguetes pero en un principio no me parecía bien con el montón de cosas que habían entrado en su habitación.

La cabezonería de esta pequeña se ha mezclado con su tesón y tras descubrir el gran secreto del Ratoncito Perez, decidió que tantos euros de años de mentira se merecían una buena inversión. Vamos que se lo ha comprado ella. Quería el hotel de Lego pero el Ratoncito Perez no daba para tanto ( cuesta más de 100 euros) y al final optó por esta casa de lujo que si nos metemos a analizar, tiene algunas incongruencias socio económicas y de género. Pero yo hace tiempo que no me obsesiono con esas cosas. Ella juega y ya me encargo yo de decirla que una piscina con cascada no es lo normal en la casa de la mayoría de los españoles. Está feliz.

Os dejo el vídeo en el que os enseña este pequeño apartamento.

 

Lo positivo de este juguete ha sido que ella sola lo ha montado, completamente sola. Con las instrucciones pieza a pieza, poniéndole las pegatinas, a mi me parece meritorio porque ya se encarga Lego de ponerte todo por separado en bolsas sépticas. Y una vez montada sigue jugando con ella día a día. Ha desbancado a las Monster, que eso sí que tiene una Opa hostil en toda regla….Estos juguetes desarrollan unas habilidades espaciales increíbles, son muy buenos para el desarrollo matemático, además de ofrecer instrumentos a la imaginación. Los detractores de Lego dicen que ahora te lo dan todo hecho porque la marca lo que hace es que te venden escenas, profesiones, espacios por separado donde te explican cómo montarlo todo. Y es verdad pero estoy tranquila porque mi hija además de eso lo que hace es crear con otras fichas espacios que complementan al escenario principal. Es decir que con otras piezas se hace un coche para poder moverse por la ciudad o una cafetería para ir a tomar algo en esta vida de lujo que la verdad rodea al juguete. si podría haber construido una biblioteca, pero quizás me hubiera preocupado más porque el ocio en una niña de nueve años va muy unido a un helado de fresa con nata.

La creatividad al poder y Lego nos ayuda.  No te pierdas el vídeo con la visita inmobiliaria a esta nueva adquisición si tienes una hija y lo ve, lo va a querer ya te advierto.

¿Qué opinión te merecen los Lego? ¿Jugabas tú cuando eras pequeñ@?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s