Profes poco cualificados: ¿En manos de quién están nuestros hijos?

Dicho así es atractivo pero asusta. Otro informe, este sobre educación. Nos deja a los padres con la visión de una comunidad educativa desmotivada, poco cualificada y aislada. Eso es lo que dice un informe que estos días maneja la Cumbre Mundial sobre educación que se celebra en Qatar. Esto unido al Libro Blanco sobre educación que el gobierno ha encargado a Jose Antonio Marina, entre otros, ha puesto el foco en los profesores y maestros. Profesores que están que echan humo porque los medios, clauraotononlifeomo es lógico, nos hemos quedado con el titular que más nos convenía para crear audiencia,  el de los incentivos “Se debe pagar más a un profesor que lo haga mejor”. Todo esto, dejado caer así, ha levantado ríos de tinta y “harakiris” de bloggers, debates en las salas de profesores y en las puertas de los coles. Los problemas del sistema educativo en España. Y los padres ¿pero con quién están mis hijos?

La educación debería ser como estas encinas donde nos hicimos estas fotos, encinas robustas por los años, con raíces profundas y con ramas frondosas que quieren tocar el cielo, ideal para anidar pero también para echar a volar.

Yo he ido a las fuentes porque la vena madre no se separa de la vena periodística y he elegido a dos profes con más de 15 años de experiencia, Maite y Josefina. Ellas me decían que los profesores en España están cualificados. Que el problema  es que la mayoría  de las veces se encuentran cuarenta años de vida profesional trabajando solos, con una administración que les maltrata desde la propia selección que hace para otorgar las plazas públicas. “Se premia más  que hables idiomas,  que tengas experiencia como profesor, es más, se penaliza la experiencia”. Las dos coinciden en que a la carrera de profesor se debe llegar primero por vocación “porque te tienen que gustar los seres humanos, con todas sus diferencias y diversidades, te tienen que gustar los niños, y a lo mejor esto te parece evidente pero es que hay muchos profesores que no aguantan a los niños” Uf pensé yo igual que tú. Y ahora caigo, he conocido a más de uno. Se quejan de que se llega a ser profesor desde cualquier carrera: Matemáticas, Química, Física… y a veces es más una salida profesional que lo que debe ser, casi un compromiso social. Abogan porque a la enseñanza se llegue a través de una carrera especializada en educación.

Los profesores quieren formación, están dispuestos  a seguir aprendiendo “yo no tengo ningún problema de que vengan a mis clases a decirme qué hago mal para mejorarlo” Las clases recuerda Josefina “siempre deben estar abiertas, yo las he abierto para que los compañeros viesen los trabajos de mis alumnos, he invitado a editoriales, porque me siento orgullosa de lo que los chicos han aprendido”

Profesores delauraotononlifesmotivados sí, pero no con la enseñanza “estamos desmotivados con el sistema, nos encanta nuestra profesión aunque tengamos que poner los materiales incluso de nuestro bolsillo”

Desde el Consejo Escolar del Estado su presidente  Francisco López Rupérez es partidario de un Mir Educativo. “Debería ser como el Mir sanitario, primero seleccionamos y luego formamos, así se llega a una calidad de la enseñanza total” Recuerda que el nivel del profesorado en España es muy bueno y que no se trata de demonizar sino de darles una solución y para ello el Ministerio trabaja en el Libro Blanco. Un Libro blanco del que ha hablado Marina. Te dejo aquí el enlace a todas las aclaraciones que han levantado tanta pólvora. leelo aquí y que él ha querido matizar.

Desde las asociaciones de padres como CONCAPA explican que la cualificación de los profesores, está comprobado empíricamente por diferentes estudios,  es el mayor problema de un sistema educativo, supone un 30%, no sólo en España sino en muchos otros países. Por lo que se entiende que sea necesario mejorarlo. Y ¡ojo! que los padres también estamos ahí. Se requiere nuestra colaboración en la educación escolar de nuestros hijos, porque de la personal ya hablaremos en otro momento. Somos por ejemplo los responsables de que se mantenga el respeto por la figura del profesor. “Profe ¿cuánto ganas?-nos cuenta Josefina-eso me lo ha preguntado en una clase, y me dicen pero si cuando yo termine de estudiar voy a trabajar con mi padre y voy a ganar más que tú” ¿Eso se le ha ocurrido al niño sólo, o por el contrario lo ha escuchado en su casa? Todos los profesores tienen anécdotas de desautorizaciones de los propios padres, a veces los que dificultamos que un colegio funcione porque nos hemos tomado a pecho eso que que han grabado con letras de fuego a una generación de 30-45 años “Tenemos que participar en la educación de nuestros hijos”. Claro, pero no interferir, bloquear o pensar que somos los jefes de estudio del colegio o instituto. ¿A que conoces a alguien así?

Cada uno cuenta la feria según le va. Yo he experimentado una escuela pública donde las cosas funcionaban si el profesor tenía vocación de servicio. Maestros que te atendían después de las clases y otros que inflexibles te daban hora a las doce de la mañana. También los he conocido que se escolauraotononlifendía detrás de las farolas para no hablar contigo. Y ya no hablamos si un niño tiene alguna dificultad añadida.  En la escuela concertada, la mayoría de las veces, los profesores se vuelcan con los alumnos. Los habrá buenos, malos y mediopensionistas, como en todas las profesiones, pero su dedicación se nota que va “fulltime” quizás porque hay una dirección que se lo exige. Yo ahora estoy tranquila, muy tranquila de saber en manos de quién están mis hijas.

¿Recuerdas a tus profes? Los había de todo tipo, pero jamás me encontré a alguien que no hiciera el esfuerzo de poner su grano de arena para que yo creciera. Y a veces con mis hijas me he preguntado pero por qué no se habrá dedicado a numerar aves migratorias en Doñana en vez de dar Science o Matemáticas.

El sistema educativo necesita de una reforma total, es lo que pensamos padres, profesores, Ministerio y partidos políticos. Si el debate está en la calle afortunadamente, esperemos que esta vez no perdamos de nuevo la oportunidad de hacerlo bien. Necesitamos crecer como país pero no sólo en conocimientos, sino también en valores, es entonces cuando seremos una sociedad plena.

¿Cuál es tu experiencia con los profesores de tus hij@s? Deja algún comentario, entre todos podemos construir o darles los mimbres a quienes construyen para que no poden las encinas cada vez que cambia el color de un gobierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s